De camping por Nueva Zelanda

Camping en Nueva Zelanda

Ir de camping en Nueva Zelanda es una experiencia excelente. En este post os contaremos cómo fue nuestra experiencia, cómo son la mayoría de campings neozelandeses y qué tipos y categorías hay. Además, incluimos una lista con todos los campings en los que nos alojamos. La mayoría fueron estupendos, pero también hubo alguno espantoso. Esperamos que con toda la información que os damos a continuación os animéis a probar esta gran experiencia que es ir de camping en Nueva Zelanda.

Como ya os contamos en este otro post con información práctica para preparar vuestro viaje a Nueva Zelanda, optamos por alquilar una campervan e ir de camping. Sobre todo lo relacionado con viajar en una campervan tenéis más información aquí. Si vuestra campervan cumple con los requisitos necesarios, es posible que no tengáis que utilizar un camping ni un solo día de vuestro viaje, aunque eso es muy poco probable y seguro que alguna noche tenéis que pasarla en uno. Pero si optáis por un modelo más económico que no lleva wc a bordo, como el que elegimos nosotros, entonces seguro que tendréis que pernoctar en un camping si no queréis que os multen.

Al contrario de lo que muchos podáis haber oído por ahí, en Nueva Zelanda no se puede acampar ni pernoctar en cualquier sitio. Hace años sí era posible, pero las normas se han endurecido mucho y ahora solo está permitido en campings o en zonas especialmente habilitadas. En general no se puede a no ser que esté específicamente indicado. Para el freedom camping encontraréis pocas zonas aptas para vehículos que no sean self-contained (es decir, con wc), y menos aún para tiendas de campaña. Por eso los campings neozelandeses son una opción excelente en estos casos.

Ventajas de ir de camping en Nueva Zelanda

La principal y más evidente es que se trata de una opción muy económica que os ayudará a recortar gastos. En Nueva Zelanda hay una enorme oferta de hoteles y moteles, pero no todos resultan asequibles, especialmente en temporada alta y en las zonas más turísticas. En cambio, los campings en Nueva Zelanda suelen ser muy baratos, con un precio medio de entre 35 y 40 dólares por dos personas en una campervan pequeña y en una parcela sin electricidad. Si necesitáis una toma de electricidad tendréis que añadirle unos 5 dólares más.

El más barato en el que nosotros nos alojamos nos costó 20 dólares, mientras que el más caro nos salió por 52 dólares. Si viajáis en tienda de campaña o en autocaravana los precios pueden variar, pero en la página web de cada camping podéis consultar las tarifas vigentes. También puede haber diferencias de precio según la época del año.

Inconvenientes de ir de camping en Nueva Zelanda

Sinceramente, no le vemos ningún inconveniente. Pero es que a nosotros nos encanta ir de camping. Si no es vuestro caso, puede que haya algunas cosas que no os gusten. No es lo mismo pasar la noche en una amplia habitación de hotel con baño propio que hacerlo en un espacio reducido como es el interior de una campervan y, además, teniendo que compartir baño y ducha con los demás usuarios del camping. No todo el mundo está hecho para este estilo de viaje, y lo comprendemos perfectamente. Muchos campings alquilan pequeños bungalows, una opción que ofrece un buen nivel de comodidad para aquellos que lo necesiten.

La única pega que le podemos encontrar a ir de camping en Nueva Zelanda tiene que ver con el clima. En un país muy lluvioso, puede ser un verdadero engorro estar metido durante horas en una campervan esperando a que deje de llover. Tampoco es agradable tener que mojarse cada vez que uno necesita salir para ir al baño. Además, por las noches refresca bastante y en algunos lugares llegamos a pasar frío. Alguna noche no nos quedó más remedio que dormir con las chaquetas puestas y un buen par de calcetines, pero ni por un instante nos arrepentimos de nuestra decisión y volveríamos a ir de camping una y mil veces.

Holiday Parks

Este es el nombre que comúnmente reciben los estupendos campings privados que hay repartidos por toda Nueva Zelanda. Algunos son pequeños campings independientes de gestión familiar. Otros pertenecen a grandes cadenas con docenas de emplazamientos repartidos por el país, como los de la cadena Top 10. Suelen contar con instalaciones en buenas condiciones y con todo tipo de equipamientos: cocina, lavandería, barbacoas, zonas de juego infantiles, etc. En muchos incluso hay piscina y salas de juegos con billares, futbolines y similares. En muchos (no en todos) hay wifi, pero a veces es de pago.

Encontraréis siempre la opción de escoger entre parcelas con o sin electricidad, siendo estas últimas algo más económicas. En algunos casos hay incluso una fuente de agua en cada parcela. En muchos de estos campings, además de poder acampar o pernoctar con una caravana o campervan, también hay pequeños bungalows, cabañas e incluso habitaciones de motel a precios asequibles. Es una buena alternativa a los hoteles, que suelen ser bastante más caros.

Campings low cost

Estos campings son más baratos que los Holiday Parks, principalmente porque no cuentan con tantos servicios y equipamientos ni con tantas plazas disponibles. Estuvimos en varios de ellos y algunos nos encantaron, pero de otros salimos verdaderamente horrorizados. La mayoría son de gestión familiar y en muchos no aceptan tarjeta de crédito, por lo que conviene llevar algo de efectivo siempre a mano. Por simple que sea el camping, siempre habrá una cocina de uso común, un bloque con baños y duchas y, normalmente, una sala de juegos.

DoC Campsites

El Department of Conservation es el encargado de gestionar y mantener los campings en los parques nacionales y otros entornos naturales de Nueva Zelanda. Su página web tiene toda la información que podáis necesitar sobre el tema. Os dejamos el enlace aquí.

Los campings del DoC se dividen en varias categorías en función de su localización y su nivel de equipamiento. Los precios varían en función de la categoría, así como la posibilidad o no de reservar plaza.

En la mayoría os tocará hacer el check-in a vosotros mismos. En la entrada encontraréis una caseta con una especie de buzón en la que depositar el dinero dentro de un sobre. (Nota importante: recordad llevar siempre algo de dinero en efectivo encima, preferiblemente en billetes pequeños). Luego tendréis que dejar el resguardo conforme habéis pagado bien visible en el parabrisas del vehículo. No os recomendamos hacer trampa y entrar sin pagar, ya que un vigilante pasa por allí a diario a comprobar si todo el mundo tiene su resguardo.

Ir de camping por Nueva Zelanda
Ir de camping por Nueva Zelanda
Ir de camping por Nueva Zelanda

Del wifi ya mejor no hablamos: en muchos de estos campings no hay cobertura telefónica al encontrarse en mitad de la naturaleza.

De mayor a menor rango, las categorías de los DoC Campsites son las siguientes:

Serviced campsites

Son los más completos. En ellos hay baños con agua corriente y duchas con agua caliente. Cuentan con un espacio de cocina (aunque no contéis con que estén bien equipados o tengan utensilios de cocina) y muchos también disponen de servicio de lavandería. Son accesibles con cualquier tipo de vehículo y aceptan reservas. También son de los pocos que disponen de tomas de electricidad para los que la necesiten, ya que en los demás tipos de camping (excepto en algunos scenic campsites) no hay.

Scenic campsites

Estos campings no disponen de tantos servicios como los anteriores. Cuentan con baños, aunque algunas veces son baños secos. Las duchas, en caso de haberlas, solo disponen de agua fría. El agua del grifo muchas veces está sin tratar y procede directamente de un arroyo o lago cercano, así que hay que hervirla antes de poder beberla. Estos campings se localizan en sitios de especial belleza o en zonas muy populares, por eso algunos aceptan reservas en temporada alta. Nosotros nos alojamos en un scenic campsite y os contamos nuestra opinión (y os enseñamos algunas fotos más) en el apartado correspondiente.

Ir de camping por Nueva Zelanda

Standard campsites

En cuanto a equipamientos, los standard campsites son como los scenic, con la diferencia de ser un poco más baratos porque no están en lugares tan demandados o bonitos. En algunos también se aceptan reservas en temporada alta.

Basic campsites

Estos campings son gratuitos y apenas cuentan con equipamiento alguno. Tan solo hay baños secos y el agua no está tratada. Si viajáis con una campervan bien equipada o en modo «ahorro total» son una buena opción.

Freedom camping

A grandes rasgos, el freedom camping consiste en pernoctar libremente (y gratis, obviamente) donde a uno le apetezca. Ya os hemos dicho que esto no está permitido en Nueva Zelanda. Las normas son cada vez más estrictas para intentar limitar el impacto que ha causado el aumento del turismo en los últimos años. Encontraréis zonas habilitadas para el freedom camping, aunque con ciertas restricciones según el tipo de acampada que vayáis a realizar. Podéis aplicar esta norma general: si no está específicamente indicado, está prohibido pernoctar. Así que atentos a los carteles para no llevaros una buena multa. La sanción mínima son 200 dólares, ahí es nada.

Ir de camping por Nueva Zelanda

La mayoría de espacios en los que se permite el freedom camping son aptos solo para vehículos self-contained. Es decir, solo para los que tienen un wc a bordo homologado. El coste del alquiler de este tipo de campervans o autocaravanas es más elevado, pero fácilmente amortizable si practicáis el freedom camping. Las campervans que no son self-contained tienen menos opciones de practicar el freedom camping, pero también las hay. La mejor aplicación para localizar lugares aptos para acampar es Campermate.

Ir de camping por Nueva Zelanda
Si vuestra campervan no lleva una pegatina como esta, entonces no es self-contained

Cómo son los campings en Nueva Zelanda

Una de las cosas que hay que tener en cuenta es que los campings en Nueva Zelanda suelen tener unos horarios de recepción bastante limitados. No es raro que a las seis de la tarde os encontréis con la recepción cerrada y nadie que os atienda. Los campings más grandes o pertenecientes a una gran cadena como los Top 10 suelen estar abiertos hasta más tarde, pero los campings pequeños no.

Pero que no cunda el pánico: muchos de estos pequeños campings de ambiente familiar os animarán mediante un cartel de bienvenida a acampar donde queráis y a pagar a la mañana siguiente una vez haya abierto la recepción. A veces los dueños se pasan por allí de vez en cuanto y, si ha llegado alguien nuevo, aprovechan para hacer el registro y cobrar. Nuestro consejo es que, una vez elegido el camping donde queráis pernoctar, consultéis en internet su horario de recepción.

Ir de camping por Nueva Zelanda

Sobre la opción de reservar previamente, nosotros no lo hicimos. Aunque llevábamos establecida una ruta, íbamos sobre la marcha y cada tarde buscábamos en la app de Campermate algún camping cercano. Tan solo un par de veces (en Wellington y en Picton) nos encontramos sin plazas libres, pero no hubo problema para encontrar otro camping en los alrededores. En temporada alta la cosa puede cambiar, así que valorad la opción de reservar con tiempo.

Un equipamiento muy completo

Por norma general, los campings en Nueva Zelanda cuentan con unas instalaciones excelentes. Podrán ser más nuevas o más viejas, pero ofrecen las suficientes comodidades como para sentirse casi como en casa. A continuación os detallamos lo que suelen ofrecer la gran mayoría, aunque obviamente esto dependerá de la categoría, la ubicación y el tipo de camping. Siempre es recomendable consultar en la página web de cada uno o en la app de Campermate para no llevaros sorpresas de última hora.

Cocinas comunitarias muy bien equipadas

Todos los campings incluyen una zona de cocina, que suele estar muy bien equipada. Además de contar con fogones (los hay de gas y eléctricos, pero en algunos campings tienen incluso vitrocerámica), muchos tienen también horno. El microondas, la tostadora y el hervidor de agua tampoco faltan.

Ir de camping por Nueva Zelanda

Algunos cuentan con ollas y sartenes a disposición de quien quiera, mientras que en otros tienen un menaje de cocina mucho más completo que incluye hasta platos, vasos y cubiertos. También es habitual que en la zona de fregaderos haya estropajos, bayetas y jabón para lavar los platos.

En todas las cocinas hay neveras y congeladores de uso compartido. Hay que etiquetar la comida antes de guardarla, y a veces encontraréis cosas gratis que han dejado atrás otros campistas. Es muy normal que en las cocinas haya cajas en las que dejar lo que uno ya no quiere o no necesita, nosotros lo hicimos el último día antes de volver a casa con lo que no gastamos durante el viaje.

Ir de camping por Nueva Zelanda

Pero no os confiéis. Todo esto es lo habitual en los campings de categoría media, pero en los low cost o en los que gestiona el DoC en los parques nacionales a veces os encontraréis con unas instalaciones mucho más básicas.

Junto a la cocina suele haber una zona de comedor con mesas y sillas. En el exterior es habitual encontrar una barbacoa (normalmente de gas) y unas mesas de picnic. A los neozelandeses les encanta preparar una buena barbacoa. Si también es vuestro caso, no desaprovechéis la ocasión.

Zonas comunes: muchas opciones de entretenimiento

Los campings en Nueva Zelanda suelen contar con un área de entretenimiento en la que pasar el rato. Algunas consisten en poco más que unos sofás raídos y algunas revistas viejas. Otras, en cambio, cuentan incluso con mesas de billar o de ping pong. También es habitual que haya una pequeña selección de libros, algunos juegos de mesa o unos cuantos puzzles (aunque les falten la mayoría de las piezas). No falta tampoco un televisor con el que mantenerse al día de las últimas noticias y que resulta especialmente útil para consultar la previsión del tiempo.

Baños y duchas muy limpios y correctos

En general, los baños de los campings suelen estar bastante limpios y en buenas condiciones. Hay campings más viejos en los que las instalaciones se ven más gastadas pero que aún así mantienen un nivel de limpieza excelente. Otros campings tienen unos baños que podríamos incluso describir como lujosos. Pero también hay veces en que te encuentras con auténticos cuchitriles que parecen sacados de una película de terror. Siempre recomendamos buscar información en internet, con opiniones de usuarios y, a poder ser, fotografías recientes.

En los campings de Nueva Zelanda es común que el agua caliente de las duchas no sea gratis. Hay unas máquinas que van con monedas (por lo general de 0,50, 1 o 2 dólares) y permiten disfrutar de agua caliente durante un tiempo limitado (lo más habitual es que dure de 5 a 7 minutos). Si no sois frioleros, siempre os podéis duchar gratis con agua fría. Casi siempre hay secador para el pelo.

Ir de camping por Nueva Zelanda

También hay campings más «rústicos» que ni siquiera cuentan con agua corriente. En ellos encontraréis wc secos y no habrá duchas. Estos suelen estar gestionados por el DoC y es frecuente encontrarlos en los parques nacionales o en zonas remotas de montaña.

Servicio de lavandería

Raro es el camping que no cuenta aunque sea con una sola lavadora. Lo normal es que haya lavadoras y secadoras que funcionan con monedas de 0,50, 1 o 2 dólares. En algunos hay tendederos al aire libre, pero si no contáis con tiempo suficiente para esperar a que se seque la ropa o el día que os toca hacer la colada esta lloviendo, nada mejor que usar la secadora. En muchos tendederos no hay pinzas para la ropa, así que os recomendamos comprar un paquete en el supermercado, os serán muy útiles.

Ir de camping por Nueva Zelanda

El detergente para la ropa a veces ya está incluido (lo incorpora automáticamente la propia lavadora), pero lo más normal es tener que comprarlo. En algunos campings venden detergente en cápsulas o pequeñas bolsitas con una o dos dosis, pero no en todos tienen. Aunque no es tan habitual, algunos campings incluso cuentan con tablas de planchar.

Internet: de mala calidad, con megas limitados o de pago

Que en Nueva Zelanda la calidad del internet da pena no es ningún secreto. Suele ser muy lento y no llega a muchas zonas. A la que os alejéis un poco de la civilización, la cobertura de vuestro teléfono móvil desaparecerá, y la conexión a internet también. En muchos campings solo hay conexión wifi de pago, mientras que en otros os ofrecerán una cantidad de megas «de cortesía» al día. También hay algunos en los que, sencillamente, no hay.

Nuestros alojamientos en Nueva Zelanda

A continuación encontraréis una pequeña descripción y muchas fotos de cada uno de los campings en los que nos alojamos durante nuestro viaje. Si el camping cuenta con página web os hemos dejado el enlace correspondiente. Las tarifas pueden haber variado desde nuestra estancia. Todos los precios son para dos personas en campervan pequeña y sin electricidad.

Opoutere Coastal Camping

Situado en la península de Coromandel, este fue el primer camping en el que nos alojamos. Encontramos la recepción cerrada, pero se podía entrar igualmente y acampar con la condición de pagar a la mañana siguiente antes de irse. El camping se sitúa junto a una preciosa playa a la que se accede atravesando un bonito bosque de pinos. Su ubicación es excelente, pero sus instalaciones no tanto.

Ir de camping en Nueva Zelanda

En una caseta octogonal se encuentran los aseos y las duchas. Son muy rudimentarios y como se abren directamente al aire libre hay muchos bichos. No están sucios, pero es difícil sentirse a gusto. Darse una ducha de agua caliente de 5 minutos cuesta 1 dólar. El agua sale a buena temperatura y con una presión adecuada, nada malo que decir en ese aspecto.

Ir de camping por Nueva Zelanda

La cocina es bastante básica, pero hace su función. Hay una zona de comedor exterior y una barbacoa de gas. No hay conexión wifi a internet y la cobertura telefónica tampoco llega demasiado bien.

Ir de camping por Nueva Zelanda

El precio es de 30$ por noche, un precio muy elevado para lo que ofrece el camping. Debemos confesar que nos marchamos sin pagar. Nos fuimos antes de las seis de la mañana y la recepción seguía cerrada, así que no tuvimos otra opción. Al menos pagamos por la ducha, lo que hace que no nos sintamos tan mal por lo que hicimos.

Waihi Motor Camp

Al parecer este camping ha cambiado recientemente de propietarios y ahora se llama Waihi Camp and Cabins. Situado en la península de Coromandel, está muy cerca de la zona de Karangahake Gorge. Cuenta con habitaciones para mochileros, pequeños bungalows e incluso unas cabañas de madera. También hay una piscina, que nosotros no llegamos a ver porque nos registramos a las siete de la tarde.

De camping por Nueva Zelanda

La zona de los baños está muy bien, con un nivel de limpieza excelente (no sabemos si los nuevos dueños lo mantendrán igual de limpio o no). De la zona de la cocina no tenemos fotos porque siempre había gente rondando por allí, pero estaba limpia y muy bien equipada, con un menaje muy completo y barbacoas en el exterior.

De camping por Nueva Zelanda

El precio por noche es de 40$ e incluye agua caliente ilimitada en las duchas.

Cosy Cottage Thermal Holiday Park

Un camping realmente excelente en el que alojarse por 40$ la noche. Situado dentro del núcleo urbano de Rotorua, se puede llegar al centro de la población dando un agradable paseo. El camping cuenta con una piscina y con varias hot pools de agua caliente (es lo que tiene estar en una de las zonas con mayor actividad geotermal del mundo).

De camping por Nueva Zelanda

La cocina es muy amplia y en el exterior hay barbacoa de gas. Aunque lo mejor de todo es el horno de vapor para cocinar hangi, la comida tradicional maorí, aprovechando el calor del subsuelo.

De camping por Nueva Zelanda

En las duchas hay agua caliente gratis e ilimitada y las instalaciones están limpias. Otro punto a su favor es que ofrece wifi gratis.

De camping por Nueva Zelanda

Tongariro Holiday Park

Por su ubicación, este camping es una elección excelente para los que tengáis pensado hacer el Tongariro Alpine Crossing. Además, cuenta con un servicio de shuttle que os llevará hasta el punto de inicio del recorrido y os recogerá al final. Nosotros no lo utilizamos, ya que lo contratamos con otra empresa, pero es una opción a tener en cuenta. Nos costó 44 dólares por noche, un precio más que razonable estando en una zona tan turística junto a un parque nacional. Eso sí, olvidaos del wifi gratis.

De camping por Nueva Zelanda

Los baños están bien, con un nivel de limpieza de lo más correcto. En las duchas hay agua caliente ilimitada y gratis, algo que viene de maravilla para relajarse después de hacer la larga travesía del Tongariro Alpine Crossing. Incluso hay un jacuzzi, que se puede reservar en recepción previo pago. Nos sorprendió para bien el hilo musical del baño, con rock clásico para hacer más ameno el rato que uno tarda en lavarse los dientes.

De camping por Nueva Zelanda

La cocina está muy bien, aunque nos encontramos el cubo de la basura lleno a rebosar y le hacía falta un poco de limpieza. Es algo comprensible teniendo en cuenta la cantidad de gente que usa las instalaciones al mismo tiempo, pero nos pareció un aspecto a mejorar.

De camping por Nueva Zelanda

En el camping hay una sala de juegos llena de sofás raídos y medio rotos que no invitan demasiado a sentarse a ver la tele. Es mejor decantarse por la mesa de billar o la de air hockey.

De camping por Nueva Zelanda

Ohawe Motor Camp

Sobre este camping se pueden decir muchas cosas, pero la principal es que NO os alojéis aquí. Se trata de un camping low cost realmente económico por el que pagamos tan solo 20 dólares. Además, está junto a una bonita playa de arena negra rodeada de acantilados. Pero lo bueno termina aquí. Las instalaciones son un auténtico espanto, sin más.

De camping por Nueva Zelanda

La cocina está muy bien equipada, pero no destaca por su limpieza. Las paredes de bloques de hormigón y el suelo de cemento cubierto con una alfombra rota no hacen que la zona de comedor sea particularmente acogedora. Los cristales de las ventanas no se han limpiado en meses y los muebles parecen sacados directamente de un contenedor de basura.

De camping por Nueva Zelanda

Los baños son sencillamente asquerosos. No nos hubiéramos duchado allí ni que nos hubieran dado dinero a cambio. Realmente no entendemos las opiniones positivas de algunos usuarios sobre este lugar. Creemos que las fotos que os enseñamos hablan por si solas. Solo os diríamos que os quedarais en este camping en caso de necesidad o si vais con una campervan o autocaravana con baño propio. No sabemos ni cómo puede contar con licencia de camping, sinceramente.

De camping por Nueva Zelanda
De camping por Nueva Zelanda

La dueña del lugar es una mujer bastante peculiar. Vive allí mismo, en una casa (que más bien parece una chabola) que hace las veces de recepción. Si cuando llegáis no hay nadie por allí, no pasa nada, Os podéis instalar tranquilamente y registraros cuando aparezca. Llevad efectivo porque no se puede pagar con tarjeta. Y del wifi mejor olvidaos, porque no hay. Eso sí, el césped está perfectamente cuidado.

Wellington Top 10 Holiday Park

Situado a las afueras de Wellington, este camping de la cadena Top 10 es excelente. Por 50 dólares la noche pudimos disfrutar de unas instalaciones magníficas. La zona de los baños está limpísima y cuenta con unas duchas amplias y cómodas, con agua caliente gratis sin límite de tiempo. La cocina también está muy limpia y hay una zona de comedor amplia y con sofás en los que sentarse a ver la tele.

De camping por Nueva Zelanda
De camping por Nueva Zelanda

Quizá la única pega es que está muy concurrido, preferimos los campings más pequeños y tranquilos. Pero poco malo se puede decir de ningún Top 10. Este fue el primero en el que nos alojamos, pero no el último.

De camping por Nueva Zelanda

Marahau Beach Camp

Si vais a visitar Abel Tasman National Park, una opción excelente para alojaros es este camping, por el que pagamos 40 dólares. Se encuentra en Marahau, la última población antes de acceder al parque nacional desde el sur. El acceso al parque está lo suficientemente cerca del camping como para poder llegar caminando, aunque es más cómodo hacer el breve trayecto en coche.

La recepción no está dentro del camping, sino en el edificio que hay en la esquina de la calle. Todas las parcelas disponen de electricidad sin coste extra y se encuentran repartidas bajo unos frondosos árboles en los que anidan unos pájaros bastante escandalosos.

De camping por Nueva Zelanda

Es un camping muy agradable y cuenta con unas instalaciones muy limpias y en perfectas condiciones. Los aseos están impecables y hay que pagar 1$ para disfrutar de 6 minutos de agua caliente en la ducha. La zona de la cocina también está muy limpia y bien equipada. Tampoco falta una barbacoa y una zona de lavandería muy completa. Como hicimos uso de ella os podemos contar que poner la lavadora cuesta 3$ (con jabón incluido) y la secadora cuesta otros 3$. Además, el camping cuenta con wifi gratis.

De camping por Nueva Zelanda
De camping por Nueva Zelanda

Murchison Motorhome Park

Situado junto al río Buller, este camping es una pequeña joya. La dueña es encantadora, las instalaciones están impecables y es un lugar realmente agradable en el que acampar. Y todo por 38$ la noche, con agua caliente en la ducha incluida.

De camping por Nueva Zelanda

Una agradable estufa de leña mantiene caliente la cocina y la zona de estar, algo de agradecer cuando refresca por la noche. Un porche cerrado con mosquiteras permite sentarse a leer o descansar sin preocuparse por los insectos.

De camping por Nueva Zelanda

Pukekura Lodge

Este fue sin duda el alojamiento más original y peculiar de todos en los que estuvimos. Se trata de un pequeño camping que también cuenta con algunas habitaciones. Las instalaciones podrían definirse como «rústicas»: todo está hecho por los dueños, que viven no muy lejos de allí y son muy majos y habladores. Es un lugar único que, a pesar de no tener las mejores instalaciones, tiene un encanto sin igual. Solo se acepta el pago en efectivo y por el módico precio de 20 dólares pasamos una noche de lo más agradable. No os extrañe que al llegar no haya nadie para recibiros: un cartel en la entrada invita a instalarse y avisa de que los dueños no andarán muy lejos de allí.

De camping por Nueva Zelanda

Las instalaciones son bastante sencillas, pero suficientes para una noche. La cocina está completamente equipada, aunque es pequeña. Cuenta con una única mesa y un sofá (no hay televisor), pero es un espacio muy acogedor que nos hizo sentir como en casa.

De camping por Nueva Zelanda

En cuanto al baño, lo más sorprendente es que solo hay uno. Sí, solo uno: una única ducha y un solo wc a compartir entre todos los huéspedes. Están limpios, aunque no les irían mal algunos arreglos. El camping cuenta con una reserva de agua de lluvia limitada, así que es importante economizarla al máximo.

De camping por Nueva Zelanda

Mt Aspiring Holiday Park

De este camping no guardamos muy buen recuerdo, aunque eso se debe más a las circunstancias de nuestra estancia que al propio camping. Llegamos a Wanaka bajo una intensa lluvia que no nos dio tregua hasta la mañana siguiente. En el camping nos dieron una parcela en la parte más baja y cercana a la entrada, y para ir a la cocina y los baños había que subir un buen trecho por un camino completamente encharcado y embarrado. Fueron muy amables al ofrecernos una parcela en una zona mejor y más cercana a las instalaciones (más llana y con los senderos asfaltados) después de ir a recepción a preguntar.

De camping por Nueva Zelanda

Por 40 dólares la noche, este camping ofrece piscina (que a causa de la lluvia no pudimos usar) y unas instalaciones de lo más correctas. La cocina es muy grande y cuenta con una zona de comedor muy amplia. Los baños también son muy correctos.

De camping por Nueva Zelanda

Mrs Woolly’s Campground

Rodeado por imponentes montañas nevadas, este camping fue todo un acierto. Cuenta con una ubicación excelente y sus instalaciones son estupendas. Además de los 35 dólares que nos costó quedarnos una noche, hay que tener en cuenta que una ducha de 7 minutos con agua caliente cuesta 2 dólares. Los baños están en una caseta prefabricada que parece recién estrenada y todo está limpísimo. La cocina está completamente equipada y cuenta con cualquier utensilio que podáis necesitar.

De camping por Nueva Zelanda
De camping por Nueva Zelanda

Junto al camping hay también una cafetería, un pequeño supermercado gourmet y una preciosa tienda de regalos. Los precios son muy razonables y todo es tan bonito que seguro que no salís de allí sin comprar algo.

De camping por Nueva Zelanda

Cascade Creek Campsite

Este fue nuestro alojamiento en Milford Sound. Es un camping del DoC y sus instalaciones son realmente básicas. No hay duchas ni agua corriente, hay baños secos medianamente limpios y ya está. Tampoco cuenta con una zona de cocina, tan solo un cobertizo con una encimera y unas mesas de picnic.

De camping por Nueva Zelanda

No hay nadie atendiendo el camping. El registro se realiza a la entrada, introduciendo el dinero en un sobre que se deposita en una especie de buzón. Luego hay que dejar bien visible en el parabrisas del vehículo el resguardo correspondiente, para que el vigilante que se pasa por allí compruebe que habéis pagado. Nos costó 30 dólares, un precio que consideramos excesivo.

De camping por Nueva Zelanda

Si no hubiera estado lloviendo a mares, quizá podríamos haber disfrutado de su ubicación privilegiada junto al lago Gunn. Pero la verdad es que no pudimos hacer nada de nada, excepto pasar toda la tarde metidos dentro de la furgoneta. Para pasar una sola noche este camping puede ser una buena opción, aunque nos parece carísimo para lo que ofrece. La verdad es que llegamos a plantearnos marcharnos y buscar otro alojamiento incluso después de haber pagado.

Curio Bay Campground

Curio Bay es un visita imprescindible en una ruta por los Catlins, ya que cuenta con una colonia de pingüinos de ojos amarillos. Este camping no podría estar mejor situado, incluso hay un mirador desde el que observar a estos curiosos animalitos. Tuvimos la suerte de poder ver a un par al atardecer, regresando a la playa para pasar la noche. Solo por eso ya nos mereció la pena alojarnos aquí. Pero además, el camping está muy bien y cuenta con unas buenas instalaciones.

De camping por Nueva Zelanda

La zona de la cocina y la sala de estar son amplias. Aunque las instalaciones son bastante simples, son lo suficientemente agradables como para estar a gusto. Los baños están muy limpios y las duchas son espaciosas. Por 5 minutos de agua caliente hay que pagar 1 dólar, un gasto que hay que añadir a los 35 dólares que nos costó pasar allí una noche.

De camping por Nueva Zelanda

Portobello Village Tourist Camp

Un camping ideal para visitar la península de Otago, e incluso Dunedin, por su ubicación. Cuesta 40 dólares la noche. La cocina está bien equipada, con unos buenos fogones de gas y bastantes utensilios como para poder cocinar sin problemas.

De camping por Nueva Zelanda

Los baños están un poco anticuados, pero son correctos y están limpios. El camping está en el mismo núcleo urbano de Portobello, podéis ir a pie al pequeño (y único) supermercado del pueblo o a comer a alguno de sus restaurantes.

De camping por Nueva Zelanda

Oamaru Top 10 Holiday Park

Un camping agradable y con unas buenas instalaciones, algo habitual en la cadena Top 10. Nos costó 40 dólares alojarnos allí una noche. Tiene acceso directo a los maravillosos jardines públicos de la ciudad. Atravesándolos, se puede llegar a pie al distrito victoriano y la zona del puerto en unos 20-30 minutos.

De camping por Nueva Zelanda

Los baños y las duchas están impecables y son muy espaciosos. La cocina tiene los electrodomésticos habituales (nevera, placa vitrocerámica, hervidor de agua, tostadora y microondas). No hay utensilios, así que necesitareis los vuestros para poder cocinar.

De camping por Nueva Zelanda

Glentanner Holiday Park

Este camping fue nuestro alojamiento en Aoraki/Mount Cook y nos costó 44,88$. En principio queríamos quedarnos en White Horse Hill Campsite, un camping del DoC muy bien situado al inicio de la ruta más popular del parque nacional, el Hooker Valley Track. Sin embargo, nuestra mala experiencia en Milford Sound hizo que nos decantáramos por este otro camping. Aunque algo más alejado, en apenas 20 minutos estaréis en el punto de partida de los principales senderos.

De las zonas de cocina y sala de estar no tenemos fotografías que enseñaros. Estuvimos varias horas a resguardo de la lluvia y en todo momento hubo gente a nuestro alrededor, así que nos dio reparo hacer fotos. La sala de estar es muy grande, con muchos sofás en los que sentarse a leer, una buena estufa de leña (aunque insuficiente para calentar adecuadamente un espacio tan grande) y muchas mesas en la que comer.

De camping por Nueva Zelanda

Tuvimos la mala suerte de coincidir con un grupo enorme de escolares con sus monitores, por lo que a la hora de cenar la cocina estaba llena de gente por todas partes e incluso tuvimos que hacer cola para usar las instalaciones. Con tanto ajetreo aquello no estaba todo lo limpio y ordenado que nos hubiera gustado, pero suponemos que fue debido a esas circunstancias especiales. Por suerte los niños y los monitores no usaron los mismos baños que nosotros. Impecables y muy amplios, no tenemos ninguna queja al respecto.

Ashburton Holiday Park

Este camping fue una elección sobre la marcha al ver que se nos iba a hacer tarde para llegar a nuestro siguiente destino. Es un camping agradable, con una cocina amplia, limpia y bien equipada. Nos costó 32$. Aprovechamos nuestra estancia para hacer la colada. Pagamos 2 dólares por la lavadora y 4 dólares por la secadora. En recepción venden detergente por 2 dólares y hay suficiente cantidad para dos cargas. El wifi es de pago, pero si os aburrís sin internet podéis pasar el rato en su sala de juegos.

De camping por Nueva Zelanda

Por lo visto el camping tiene una sección renovada recientemente, pero nosotros nos alojamos en la parte «vieja». A los baños no les vendría mal una reforma, están bastante anticuados. Eso sí, en cuanto al nivel de limpieza no tenemos queja alguna.

De camping por Nueva Zelanda

Akaroa Top 10 Holiday Park

Inicialmente no teníamos pensado pernoctar en Akaroa, pero una avería en el coche nos obligó a cambiar de planes y terminamos en este camping. Situado en lo alto de una colina, las vistas que ofrece son fantásticas. Pagamos 40$ por alojarnos aquí una noche.

De camping por Nueva Zelanda

Cuenta con una piscina, lo que siempre es un punto a su favor. Al lado de la piscina hay una sala de juegos y un bloque con aseos y duchas. La parcela que nos asignaron estaba justo enfrente y pudimos tenerlos para nosotros solos. Esos baños en concreto estaban impecables, pero las instalaciones se ven un poco anticuadas y no les vendría mal una pequeña actualización.

De camping por Nueva Zelanda

No llegamos a hacer uso de la cocina, que es muy amplia y luminosa. Cuenta con algunos utensilios para cocinar, aunque no muchos: necesitaréis utilizar los vuestros.

Parklands Marina Holiday Park

Situado a escasos 5 minutos en coche del centro de Picton y la terminal de ferry, este camping es estupendo. Todas las instalaciones están limpísimas y se ven muy nuevas. Nos costó 36,89$.

De camping por Nueva Zelanda

La cocina es grande y cuenta con un par de hornos eléctricos, además del resto de electrodomésticos habituales. Lo que no hay son utensilios para cocinar, deberéis llevar los vuestros. Los baños están impecables y las duchas son muy amplias y cómodas de usar.

De camping por Nueva Zelanda

Ohakune Top 10 Holiday Park

Este fue el camping más caro en el que nos alojamos, pero también el más «lujoso«. Pagamos 52$ por una sola noche. Situado muy cerca de Tongariro National Park, lo elegimos sobre la marcha después de un día de carretera muy cansado. En invierno se llena de esquiadores por su cercanía a las pistas de esquí del monte Ruapehu, lo que explica su precio elevado y sus increíbles instalaciones. La única pega que le pondríamos es que la parcela que nos asignaron era muy pequeña. Acabamos encajonados entre una caravana y una campervan y sin un ápice de césped alrededor. Pero no nos importó en cuanto descubrimos las comodidades que nos esperaban en las duchas.

De camping por Nueva Zelanda

Como en invierno hace un frío que pela (en noviembre también, para que os vamos a engañar), todas las duchas cuentan con un toallero radiador. ¡Qué gustazo salir de la ducha y tener una toalla bien calentita esperándonos! Por si fuera poco, cada ducha tiene también un potente foco de infrarojos a modo de calefacción. No solo es fantástico para no pasar frío al ducharse, sino para vestirse a primera hora de la mañana. Y otro punto a su favor es que las duchas cuentan con un cabezal extraíble. Esto, unido a lo anterior, hace que ducharse aquí sea un auténtico placer. Además de estas comodidades extra, la limpieza del lugar es excelente. Tampoco suele ser habitual encontrar unos baños tan bonitos, con unas encimeras de madera maciza espectaculares.

De camping por Nueva Zelanda

La cocina no podía ser menos bonita, también con detalles decorativos de madera maciza. Además de contar con un comedor interior, en el exterior hay un espacio muy agradable en el que pasar el rato, una zona con barbacoas, una sala de juegos estupenda y un área infantil muy completa. Una maravilla de camping, en definitiva.

De camping por Nueva Zelanda

Muriwai Beach Campground

A menos de 50 km del centro de Auckland se encuentra la espectacular playa de arena negra de Muriwai. Este camping está tan cerca del agua que os dormiréis escuchando el rumor de las olas. Si os gusta dar largos paseos por una playa desierta al amanecer, este lugar es perfecto para vosotros. Nos costó 40$ pasar la noche aquí.

De camping por Nueva Zelanda

Las instalaciones del camping son nuevas. Durante nuestra estancia se estaban terminando todavía algunas reformas, mientras que el resto estaba como recién estrenado. Tanto los aseos como las duchas estaban muy limpios, igual que la cocina.

De camping por Nueva Zelanda

No hay utensilios de cocina, hay que llevar los propios. Seguramente en temporada alta sea un camping muy concurrido, pero nosotros lo pudimos disfrutar prácticamente a solas y estuvimos realmente a gusto.

De camping por Nueva Zelanda

Martins Bay Holiday Park

En este camping nos quedamos dos noches seguidas, a un precio de 46$ cada una. A poco más de 70 km al norte de Auckland se encuentra la tranquila playa de Martins Bay y su precioso entorno natural. A pie de playa está este camping, perfecto para disfrutar de unos días de relax y descanso. Hay muchas caravanas de larga estancia, seguramente de gente que vive en Auckland y viene aquí los fines de semana y en verano.

De camping por Nueva Zelanda

Al ir entre semana y en temporada baja, no vimos prácticamente a nadie durante los dos días que pasamos allí. Tanto es así que tuvimos la sala de estar enteramente para nosotros todo el tiempo. Pudimos ver la tele, leer e incluso echarnos una siesta en el sofá sin que coincidiéramos con nadie en ningún momento. La única compañía que tuvimos fueron los patos que se pasean por el camping en busca de comida que picotear y están tan acostumbrados a la gente que incluso se les puede dar de comer directamente de la mano.

De camping por Nueva Zelanda

Los baños, aunque algo anticuados, están muy limpios. Para una ducha caliente de 5 minutos hay que pagar 50 céntimos.

De camping por Nueva Zelanda

Clarks Beach Holiday Park

A unos 50 km al sur del aeropuerto internacional de Auckland, este camping fue nuestra elección para pasar nuestra última noche en Nueva Zelanda a un precio de 44$. La parcela que nos asignaron era muy amplia y quedaba parcialmente resguardada por unos setos.

Tanto la cocina como los baños están un poco viejos, pero en buenas condiciones y limpios.

Hay una piscina que no tuvimos ocasión de disfrutar, ya que el agua estaba muy fría. Frente a la piscina hay una sala de juegos estupenda, con billar y una mesa de ping-pong en la que echamos unas partidas.

Tanto la cocina como los baños están un poco viejos, pero en buenas condiciones y limpios.

Tanto la cocina como los baños están un poco viejos, pero en buenas condiciones y limpios.

Tanto la cocina como los baños están un poco viejos, pero en buenas condiciones y limpios.

Esperamos que esta pequeña guía sobre la experiencia de ir de camping en Nueva Zelanda os sea de utilidad y os anime a probar esta forma de viajar. Os aseguramos que merece totalmente la pena.

Deja una respuesta