«Shakespeare and Company» en París

Shakespeare and Company

En una ciudad como París no podía faltar una librería de esas que hacen suspirar a cualquier bibliófilo. De las muchas que os encontrareis durante vuestros paseos por la ciudad, hay una librería en particular que ha logrado convertirse prácticamente en un lugar de peregrinación para todo amante de los libros que se encuentre de visita en la Ciudad de la Luz. Se trata de Shakespeare and Company, un rincón de lo más especial que, por desgracia, ha caído en las garras del turismo de masas debido a su encanto sin igual.

Shakespeare and Company: una librería en el corazón de París

Situada en 37 rue de la Bûcherie, esta mítica librería es una visita imprescindible a vuestro paso por el Barrio Latino, del cual os contamos muchas más cosas en este post. Su ubicación no puede ser más céntrica. Está en la orilla izquierda del Sena, a tan solo unos pasos de la catedral de Notre-Dame. Es difícil no encontrarla, ya que frente a la puerta hay congregado un verdadero enjambre de turistas. A veces incluso hay que hacer cola para entrar, ya que se limita el aforo al local para evitar aglomeraciones. La mayoría entrarán solamente a curiosear, no en vano el interior de la tienda es una auténtica preciosidad. Pero para muchos otros la historia de este lugar es lo suficientemente importante como para querer dedicar un buen rato a recorrer todos sus recovecos sin perderse ni un detalle.

En Shakespeare and Company se venden libros en inglés. Desde su fundación en 1951, se convirtió en punto de encuentro para todos los expatriados anglófonos de París. George Whitman abrió su librería con un nombre distinto a este. En sus inicios se llamó Le Mistral, pero en 1964 Whitman le cambió el nombre a Shakespeare and Company en homenaje a Sylvia Beach.

Los orígenes de Shakespeare and Company

¿Y quién es Sylvia Beach, os estaréis preguntando? Pues ni más ni menos que la librera de la Shakespeare and Company original, que estuvo en funcionamiento entre 1919 y 1941 en el número 12 de rue de l’Odéon. La Shakespeare and Company de Beach atrajo a los grandes escritores americanos expatriados de la época. Allí se dieron cita Ernest Hemingway, Ezra Pound, Francis Scott Fitzgerald, T.S. Eliot o Gertrude Stein, entre muchos otros. Beach fue también la primera en publicar Ulises, de su amigo James Joyce, cuando nadie más quiso hacerlo. La ocupación alemana de París (y la negativa de Beach a vender un libro a un oficial nazi) forzaron el cierre de la primera Shakespeare and Company.

Por suerte para todos los amantes de los libros, George Whitman tomó el relevo y la nueva Shakespeare and Company siguió atrayendo a intelectuales de la talla de Henry Miller, Allen Ginsberg, William Burroughs, Lawrence Durrell, Julio Cortázar o Anaïs Nin. Esta librería, en sus dos localizaciones y en ambas etapas, se convirtió en el centro de la vida literaria en inglés en París. Lo fue hasta tal punto que los escritores, artistas e intelectuales que la visitaban podían incluso quedarse a dormir allí mismo. También podían hacerlo los aspirantes a escritor, que se alojaban allí a cambio de unas cuantas horas de trabajo en la tienda. A ellos se los conoce como tumbleweeds y es algo que se sigue haciendo.

¿Os imagináis viviendo una temporada aquí?

Una de las librerías más bonitas del mundo

Shakespeare and Company, además de contar con una interesante historia a sus espaldas, es también una de las librerías más bonitas del mundo. Llena de rincones con encanto y con ese ambiente único que tienen todas las librerías con muchos años a sus espaldas, merece ser disfrutada sin prisas. Todo el espacio está ocupado, de suelo a techo, por libros y más libros. En la planta baja están los libros nuevos, mientras que arriba se encuentran los libros viejos, que impregnan el lugar con ese olor tan característico y reconocible.

Seguramente os topareis con Aggie, la gata de Shakespeare and Company, dormitando en algún sillón. Como recuerdan varios carteles repartidos por la tienda, por favor, dejadla dormir y no la molestéis.

Si comprais algún libro, al pasar por caja os lo sellarán con su propio ex libris. ¿No os parece el recuerdo perfecto que llevaros a casa después de vuestra visita a Shakespeare and Company?

En la página web de la librería podéis consultar el calendario de eventos. Quién sabe si vuestra visita va a coincidir con la firma de libros de vuestro autor preferido o con la presentación de una nueva novela de lo más interesante. Sea como sea, no dejéis de visitar Shakespeare and Company, ¡es una auténtica joya!

Otras librerías de París que también merecen una visita

Seguro que hay muchísimas más, pero estas son las que nosotros hemos tenido ocasión de visitar:

The Abbey Bookshop

Esta adorable librería inglesa se encuentra en 29 rue de la Parcheminerie. Está muy cerca de Shakespeare and Company, aunque no recibe ni una milésima parte de sus visitantes. Eso es buena señal, ya que significa que hasta aquí solo llegan lectores de verdad, en vez de turistas curiosos. Está tan llena de libros de segunda mano que apenas hay sitio para moverse por los estrechos pasillos. Es el lugar perfecto para haceros con ese libro que lleváis tiempo buscando y no encontráis en ninguna parte.

San Francisco Book Company

Otra preciosa librería de segunda mano en inglés. Está en 17 rue Monsieur le Prince y por su llamativa fachada roja la reconoceréis. Es fácil perderse por sus pasillos a rebosar de libros, seguro que salís de allí con algún tesoro recién descubierto.

Comme un Roman

Aunque su oferta de libros en inglés es bastante limitada, esta librería es perfecta para los que domináis el francés. Su ubicación en 39 rue de Bretagne, en pleno Marais y justo al lado del Marche des Enfants Rouges, os irá de paso mientras exploráis este interesante barrio parisino, del cual tenéis más información aquí.

Galignani

En el 224 rue de Rivoli, bajo los bonitos soportales que recorren esta calle, está la librería Galignani. Es una auténtica preciosidad, con una claraboya que inunda el local de luz natural y unos cómodos sillones de cuero en los que sentarse un rato. Cuenta con libros en francés y en inglés, además de un amplio departamento destinado a libros de arte.

WHSmith

A escasos 300 metros de la librería Galignani, en 248 rue de Rivoli, tenéis esta librería inglesa que, además, cuenta con un salón de té en el que parar a tomar algo y reponer fuerzas. En WHSmith están orgullosos de ser la librería inglesa más grande de París desde 1903. También cuenta con una sección de papelería y regalos a la que es difícil resistirse.

Taschen

Si os gustan los libros de esta editorial, estáis de suerte. En 2 rue de Buci tiene una tienda en la que encontraréis todas sus publicaciones. Aunque el gran formato de la mayoría de sus libros no es apto, ni por dimensiones ni por peso, para llevar en el avión como equipaje de mano, es difícil resistirse a sus preciosas ediciones.

Les Bouquinistes

A lo largo del Sena se encuentran estos puestos que venden libros usados y antiguos , en una tradición que se remonta al siglo XVI. Son una de las estampas más características de París y no se nos ocurre mejor forma de pasear junto al río que parando a curiosear en ellos.

Con estas últimas recomendaciones tan solo podemos concluir una cosa: París es un destino ideal para los amantes de los libros, y Shakespeare and Company es la muestra perfecta de ello. ¡No os la perdáis cuando visitéis la ciudad!

Deja una respuesta